Cantabria con niños

Compártelo!Share on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someonePrint this page

Cantabria es una de las regiones más especiales de España. Ocupando un pequeño espacio entre Asturias y el País Vasco en el norte de España, Cantabria es una comunidad autónoma preciosa y perfecta para todo tipo de públicos, tanto para aquellos que gusten más de la playa como para los que prefieran montaña. Y por supuesto, ir a Cantabria con niños también tiene muchas posibilidades que te detallamos a continuación.

7 planes en Cantabria con niños

1. Playa

No podíamos empezar por otro lugar. A los niños les encanta rebozarse en la arena y bañarse en el mar, aunque sea en las frías aguas del Cantábrico. Lo mejor de este tipo de playas es que son muy sensibles a las mareas, de manera que suelen ser enormes y perfectas para niños, ya que tendrían que adentrarse mucho en el mar para hundirse. Por si fuera poco, algunas playas de Cantabria son realmente fantásticas, perfectas también para practicar deporte en la arena húmeda, como es el caso de Berria, una de las más famosas. Si quieres asegurar en Cantabria con niños, la playa no te fallará.

berria

2. Un poco de montaña

La montaña es muy agradecida en vacaciones, especialmente en verano. De hecho, no te recomendamos ir a Cantabria con niños en invierno, ya que la climatología es muy probable que no te acompañe. Eso no quita el hecho de que Cantabria sea una de las regiones más verdes del país, perfectas para todo tipo de excursiones. Y además, está repleta de pueblos preciosos que bien valen una ruta en coche, siempre con vistas a que los niños no se cansen demasiado. Bárcena Mayor, Potes o Carmona son algunos ejemplos de pueblos con muchísimo encanto. Además seguro que os encontraréis muchísimos animales por el camino, algo que siempre les gusta.

barcena-mayor

3. Cabárceno

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno es posiblemente el zoo más importante de España, con un estilo diferente a los parques zoológicos a los que estamos acostumbrados. En este sentido hablamos de un zoo enorme, que ocupa grandes y extensos prados, donde los animales tienen muchísimo terreno para sentirse en libertad. Más de 150 especies entre los que se incluyen osos, hipopótamos, tigres, bisontes, avestruces, jaguares, ciervos y rinocerontes. El entorno donde se enclava Cabárceno es también maravilloso, de modo que es el lugar ideal para pasar un día en Cantabria con niños. También puedes encontrar un zoo en Santillana del Mar y otro menor en Santander capital.

cabarceno

4. Teleférico de Fuente Dé

En una tierra con relieves tan pronunciados como los de Cantabria, es indispensable hacer alguna visita que te permita gozar de fantásticas vistas en un día soleado. Y para ello qué mejor que tomar un teleférico como el de Fuente Dé, que salva cerca de 750 m de desnivel y tiene capacidad para 20 personas. Si quieres disfrutar de unas visitas inigualables, el viaje de ida y vuelta cuesta 17 euros para los mayores y 6 euros para los más pequeños.

teleferico-fuente-de

5. Cueva el Soplao

La naturaleza siempre encandila a los niños y en Cantabria hay muchas formas de disfrutar de ella. Una de ellas es acercarse a la Cueva el Soplao, que llama mucho la atención por sus curiosas formaciones rocosas. No es la única cueva destacable de la región, pero sí la más famosa y la más apta para pasar una tarde en familia en Cantabria con niños.

cueva-del-soplao-cantabria

6. ¡A comer!

Los niños disfrutan con la comida tanto o más con los adultos, y si quieres educarles el paladar con algunos de los mejores manjares que podemos encontrar en España, Cantabria es un buen lugar para esta labor. Como en todo el área del Cantábrico, lo bueno de Cantabria es que tiene magníficos productos de pescado, marisco y carne, así que difícil será que los peques no puedan disfrutar con una buena merluza, una ración de gambas o un entrecot de primera calidad. Además, la cultura del tapeo está muy extendida, y en las calles reina siempre un ambiente fantástico.

marisco

7. Santillana del Mar, Santoña y San Vicente de la Barquera

Más allá de compartir las tres primeras letras, hablamos de pequeñas poblaciones al lado del mar que son sencillamente preciosas. Y ojo, que incluso podríamos incluir Santander, pero esta es toda una capital que podría ser más engorrosa para los peques, a pesar de contar con una playa tan bonita como el Sardinero y rincones tan agradables como la Península de la Magdalena. En cualquier caso, los pueblos mencionados son de lo más auténtico. Si bien Santillana destaca más por su arquitectura medieval y sus calles adoquinadas, Santoña y San Vicente tienen la estética típica de pueblo pesquero, con un paseo marítimo magnífico y un paisaje fabuloso.

santona-con-ninos

Estos son los siete planes que te proponemos en Cantabria con niños. Tienes opciones de sobra para pasarlo grande con tus peques, y te recomendamos especialmente que aproveches la época estival, ya que el invierno en el Cantábrico da muy poca tregua. Puedes mirar por ejemplo los típicos los hoteles con piscina climatizada para niños, que siempre gustan a todo el mundo. ¡A disfrutar!

 

(Visited 125 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.