Cantabria con niños

Cantabria con niños

Cantabria es una de las regiones más especiales de España. Ocupando un pequeño espacio entre Asturias y el País Vasco en el norte de España, Cantabria es una comunidad autónoma preciosa y perfecta para todo tipo de públicos, tanto para aquellos que gusten más de la playa como para los que prefieran montaña. En este segundo caso, es uno de esos sitios perfectos para buscar un hotel con piscina climatizada o con spa de tipo rural. Y por supuesto, ir a Cantabria con niños también tiene muchas posibilidades que te detallamos a continuación.

7 planes en Cantabria con niños

1. Playa

No podíamos empezar por otro lugar. A los niños les encanta rebozarse en la arena y bañarse en el mar, aunque sea en las frías aguas del Cantábrico. Lo mejor de este tipo de playas es que son muy sensibles a las mareas, de manera que suelen ser enormes y perfectas para niños, ya que tendrían que adentrarse mucho en el mar para hundirse. Por si fuera poco, algunas playas de Cantabria son realmente fantásticas, perfectas también para practicar deporte en la arena húmeda, como es el caso de Berria, una de las más famosas. Si quieres asegurar en Cantabria con niños, la playa no te fallará.

berria

2. Un poco de montaña

La montaña es muy agradecida en vacaciones, especialmente en verano. De hecho, no te recomendamos ir a Cantabria con niños en invierno, ya que la climatología es muy probable que no te acompañe. Eso no quita el hecho de que Cantabria sea una de las regiones más verdes del país, perfectas para todo tipo de excursiones. Y además, está repleta de pueblos preciosos que bien valen una ruta en coche, siempre con vistas a que los niños no se cansen demasiado. Bárcena Mayor, Potes o Carmona son algunos ejemplos de pueblos con muchísimo encanto. Además seguro que os encontraréis muchísimos animales por el camino, algo que siempre les gusta.

barcena-mayor

3. Cabárceno

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno es posiblemente el zoo más importante de España, con un estilo diferente a los parques zoológicos a los que estamos acostumbrados. En este sentido hablamos de un zoo enorme, que ocupa grandes y extensos prados, donde los animales tienen muchísimo terreno para sentirse en libertad. Más de 150 especies entre los que se incluyen osos, hipopótamos, tigres, bisontes, avestruces, jaguares, ciervos y rinocerontes. El entorno donde se enclava Cabárceno es también maravilloso, de modo que es el lugar ideal para pasar un día en Cantabria con niños. También puedes encontrar un zoo en Santillana del Mar y otro menor en Santander capital.

cabarceno

4. Teleférico de Fuente Dé

En una tierra con relieves tan pronunciados como los de Cantabria, es indispensable hacer alguna visita que te permita gozar de fantásticas vistas en un día soleado. Y para ello qué mejor que tomar un teleférico como el de Fuente Dé, que salva cerca de 750 m de desnivel y tiene capacidad para 20 personas. Si quieres disfrutar de unas visitas inigualables, el viaje de ida y vuelta cuesta 17 euros para los mayores y 6 euros para los más pequeños.

teleferico-fuente-de

5. Cueva el Soplao

La naturaleza siempre encandila a los niños y en Cantabria hay muchas formas de disfrutar de ella. Una de ellas es acercarse a la Cueva el Soplao, que llama mucho la atención por sus curiosas formaciones rocosas. No es la única cueva destacable de la región, pero sí la más famosa y la más apta para pasar una tarde en familia en Cantabria con niños.

cueva-del-soplao-cantabria

6. ¡A comer!

Los niños disfrutan con la comida tanto o más con los adultos, y si quieres educarles el paladar con algunos de los mejores manjares que podemos encontrar en España, Cantabria es un buen lugar para esta labor. Como en todo el área del Cantábrico, lo bueno de Cantabria es que tiene magníficos productos de pescado, marisco y carne, así que difícil será que los peques no puedan disfrutar con una buena merluza, una ración de gambas o un entrecot de primera calidad. Además, la cultura del tapeo está muy extendida, y en las calles reina siempre un ambiente fantástico.

marisco

7. Santillana del Mar, Santoña y San Vicente de la Barquera

Más allá de compartir las tres primeras letras, hablamos de pequeñas poblaciones al lado del mar que son sencillamente preciosas. Y ojo, que incluso podríamos incluir Santander, pero esta es toda una capital que podría ser más engorrosa para los peques, a pesar de contar con una playa tan bonita como el Sardinero y rincones tan agradables como la Península de la Magdalena. En cualquier caso, los pueblos mencionados son de lo más auténtico. Si bien Santillana destaca más por su arquitectura medieval y sus calles adoquinadas, Santoña y San Vicente tienen la estética típica de pueblo pesquero, con un paseo marítimo magnífico y un paisaje fabuloso.

santona-con-ninos

Estos son los siete planes que te proponemos en Cantabria con niños. Tienes opciones de sobra para pasarlo grande con tus peques, y te recomendamos especialmente que aproveches la época estival, ya que el invierno en el Cantábrico da muy poca tregua. ¡A disfrutar!

 

Los mejores museos para niños en Madrid

Los mejores museos para niños en Madrid

Cuando éramos niños y viajábamos con nuestros padres había algo que la mayoría detestábamos, y eran los museos. Horas y horas de andar viendo cosas que no despertaban un mínimo interés en nosotros. Por suerte, los tiempos cambian y ciudades como Madrid han sabido ir generando museos atractivos para los más pequeños. En este post te damos a conocer los mejores museos para niños en Madrid, con la intención de que les puedas ofrecer planes originales y especiales

Recomendaciones: museos para niños en Madrid

Museo del Ferrocarril de Madrid

A los niños les suelen gustar los trenes y el Museo del Ferrocarril de Madrid es un lugar fantástico para conocer un poco más de cerca la historia de este medio de transporte, sobre todo en España. Lo que hace especial a este museo es la posibilidad de incluso tocar todo tipo de trenes y locomotoras antiguas, de modo que resulta fácil transportarse a épocas pasadas. El museo incluye exposiciones permanentes y temporales, así como colecciones de todo tipo. Cuenta con un total de 4.800 piezas. También cuenta con un área didáctica para los peques y un archivo histórico. Uno de los mejores museos para niños en Madrid.

Lugar: Paseo de las Delicias, 61.

Horario:

  • del 1 de enero al 31 de mayo:
    • Lunes a jueves: 9.30 a 15.00.
    • Viernes, fines de semana y festivos: 10.00 a 20.00
  • Del 1 de junio al 30 de septiembre:
    • Lunes a domingo: 10.00 a 15.00

Precios: entre 2,5€ y 6€, dependiendo de las actividades realizadas.

museo-ferrocarril

Museo Nacional de Ciencia y Tecnología

¿Quién ha dicho que a los niños no les puede interesar la ciencia? De una forma parecida al Cosmocaixa de Barcelona, el Museo de Ciencia y Tecnología pretende hacer disfrutar de la ciencia a los más pequeños, facilitándoles experimentos prácticos y muchas posibilidades de interactuar. Más de 1.700 piezas entre todo tipo de instrumentos científicos y tecnológicos, así como máquinas y herramientas.

Lugar: Paseo de las Delicias, 61.

Horario:

  • Martes a viernes: 10.00 a 17.00.
  • Fin de semana y festivos: 11.00 a 19.00.

Precios: gratuito.

museo-ciencia-tecnologia-madrid

Museo de Cera

Si estás buscando museos para niños en Madrid, no puedas dejar de acercarte a este lugar tan especial. Es increíble la similitud de algunas figuras de cera con las personas reales a las que representan, y a tus hijos sin duda les encantará ver las representaciones en cera de sus deportistas o superhéroes favoritos, como pueden ser Pau Gasol, Casillas, Messi, Ronaldo o el mismísimo Spiderman. También se representan diversos personajes históricos, como Miguel de Cervantes. Incluye un tren del terror y un simulador de 12 plazas de lo más divertido.

Lugar: Paseo de Recoletos, 41 (Plaza de Colón).

Horario:

  • Lunes a viernes: 10.30 a 14.30 / 16.30 a 20.30
  • Fin de semana y festivos: 10.00 a 20.30

Precios:

  • Niños hasta 12 años: 12€.
  • Adultos: 19€.

museos-para-ninos-madrid

Museo Naval de Madrid

Antes hablábamos de trenes y ahora lo hacemos de barcos. El Museo Naval de Madrid le encantará a tus pequeños, con más de 10.000 piezas de una enorme colección de barcos y navíos de todo tipo, pertenecientes a la historia de España. En este museo podrás conocer desde los históricos navíos de la Armada Invencible hasta las embarcaciones usadas por Colón para descubrir América.

Lugar: Paseo del Prado, 5.

Horario: martes a domingos, de 10.00 a 19.00.

Precio: gratuito. Aportación voluntaria de 3€.

museo-naval

Planetario de Madrid

No podía faltar en este listado de museos para niños en Madrid. ¿Qué niño no ha soñado alguna vez con ser astronauta? En este planetario grandes y pequeños pueden disfrutar de una visión única del espacio, desde las estrellas y planetas que conocemos como el Sol, la Luna o Marte, hasta aquellos rincones a los que ni tan sólo llega nuestra imaginación, repletos de galaxias de todo tipo. Las proyecciones duran 45 minutos y a veces cuenta con exposiciones, talleres y conferencias.

Lugar: Avenida del Planetario, 16.

Horario:

  • Martes a viernes: mañanas (escuelas), 17.30 y 18.45.
  • Fin de semana y festivos: 11.30, 12.45, 17.30, 18.45 y 20.00.

Precio:

  • Niños hasta 14 años: 1,65€.
  • Adultos: 3,60€.

planetario-madrid

Museo Nacional de Ciencias Naturales

El Museo Nacional de Ciencias Naturales es la opción ideal si tus hijos aman los dinosaurios y todo tipo de criaturas prehistóricas. Además de ser un importante centro de investigación, incluye exposiciones permanentes de todo tipo de minerales, fósiles, esqueletos, animales disecados… y también el acceso a una gran diversidad de especies vegetales.

Lugar: José Gutiérrez Abascal, 2.

Horario:

  • Martes a viernes: 10.00 a 17.00.
  • Fin de semana y festivos: 10.00 a 20.00.

Precios:

  • Adultos: 7€.
  • Niños hasta 16 años: 3,5€.

Estas son nuestras mejores recomendaciones de museos para niños en Madrid. Estamos seguros que a partir de ahora contaréis con muchas más ideas para disfrutar del fin de semana o de las vacaciones en la capital de España, acompañados por vuestros pequeños.

Por qué ir a Cala Portinatx: un paraíso en el norte de Ibiza

Por qué ir a Cala Portinatx: un paraíso en el norte de Ibiza

Que Ibiza es uno de los mejores destinos turísticos de España queda fuera de toda duda. Sin embargo, la hermana pequeña de las Baleares es suficientemente grande como para atesorar un buen número de lugares ideales para unas vacaciones, desde Ibiza y ciudad y San Antonio, pasando por Santa Eulalia, Cala San Vicente y, por supuesto, Cala Portinatx. Este pueblo al norte de la isla es ideal para unas vacaciones con niños, por lo que en este post trataremos de convencerte para que tenglas claro por qué ir a Cala Portinatx.

Por qué ir a Cala Portinatx

  • Relax: Ibiza es una isla de contrastes. Internacionalmente famosa por sus discotecas y una de las ofertas lúdicas más importantes del mundo, mucha gente desconoce el hecho de que en la isla hay un buen número de lugares perfectos para relajarse y de gozar de la máxima tranquilidad. En este sentido, Portinatx es un destino ideal para ello, ya que nunca se masifica y cuenta con una oferta de hoteles controlada.
  • Alojamientos idóneos: siguiendo en la línea del punto 1, en Portinatx hay un buen número de hoteles perfectos para familias, cerca de la playa y con piscinas o parques acuáticos que siempre gustan a los más pequeños. Muchos de ellos incluyen los típicos servicios todo incluido que tanto ayudan en verano, facilitándote absolutamente todo.

playa

  • Playas: demasiada gente desconoce el hecho de que en las Baleares podemos encontrar algunas islas que no tienen nada que envidiar a la de ciertos puntos del Caribe. Y no es una exageración. Es cierto que en lugar de palmerales encontrarás arbustos, pinos y acantilados, pero las aguas turquesas de Cala Portinatx son todo un paraíso. Además, su poca profundidad las hace más que apetecibles para los niños, que pueden divertirse en el agua sin temor a hundirse.
  • Lugares que visitar: sería un auténtico sacrilegio ir a Ibiza y quedarte solo en un hotel y sus inmediaciones. Tanto al este como al oeste de Portinatx tienes lugares preciosos que visitar y disfrutar, sobre todo pueblos y playas que te quitarán el hipo. Cala d’en Serra o Cala Xarraca son nombres que quieres apuntar. Tienes algunos negocios cerca que te ofrecerán la posibilidad de alquilar vehículos por día.

por-que-ir-a-cala-portinatx

  • Oferta lúdica: no te engañaremos. Portinatx es un pueblo bastante pequeño, pero a cambio gozarás de un gran ambiente. Encontrarás muchos bares musicales, pubs, tiendas y alguna discoteca donde los más jóvenes o animados pueden gozar la noche de la mejor manera. Y por supuesto, un buen número de bares, restaurantes y terrazas para refrescarte y llenar el estómago de buen pescado y marisco.

Como puedes comprobar en este post de por qué ir a Cala Portinatx, este es un destino que lo tiene prácticamente todo para que tanto mayores como pequeños disfruten al máximo. Si el tiempo acompaña, algo que bastante habitual en las siempre cálidas Islas Baleares, una estancia aquí es un éxito asegurado.

Si ya has estado en esta localidad preciosa, ¡deja un comentario!