Descubre las playas más bellas de Madagascar en familia

Descubre las playas más bellas de Madagascar en familia

Viajar hace feliz a los niños y contribuir a la felicidad de sus hijos es el deseo esencial de los padres. El hecho de pasarlo en familia con los niños permite también a ellos de aprender muchas cosas, así como diferentes culturas, costumbres y sobre todo descubrir nuevos lugares. Es también una ocasión para los padres de reforzar sus lazos con sus hijos. Si aún no tiene  idea para sus vacaciones en familia, tenemos el mejor destino para usted.

Madagascar es, recordémoslo, una de las islas más grandes en el mundo. 5000 kilómetros de litoral prometen bellas playas en perspectiva. Si algunas son fácilmente accesibles, otras se merecen, pero todas valen el desplazamiento.

tulear

Tuléar y sus playas de sueños

Prestamos la Carretera Nacional 7 para ir a Tuléar, en el sur del país, donde el clima es ideal para el ocio y las sesiones de bronceado en playas idílicas. La más conocida es sin duda ninguna la de Ifaty, la de Mangily. Arena dorada, frente a un mar de aguas turquesas y una barrera de corral ideal para el submarinismo son tanto placer que disfrutar sin moderación. Siempre en esta parte de la isla, la playa de Anakao es una invitación a la relajación y al descanso en un ambiente natural todavía preservado.

De la fiesta y de la relajación

Un poco más alto, en la costa oeste, Mahajanga ofrece la particularidad de poseer playas no lejos del centro de la ciudad. Pero para disfrutar de las más bellas, es recomendable de alejarse de la emboscadura de Betsiboka. La más bella es sin contexto la de Antsanitia. El destino privilegiado de loa amantes de un ambiente más festivo es el Grand Pavois, con sus restaurantes y sus bares.

Playas idílicas y ambiente festivo

Al subir hacia el norte, descubriremos playas de excepción que seducen a un número creciente de viajeros. Nosy Be es inevitable para los que quieren vivir viajes inolvidables en Madagascar. Ambatolaoka, su música y su vida nocturna, es dedicado a los amantes de ambiente caliente y festivo. En frente, en Diego Suárez, las Tres Bahías constituyen lugares de relajaciones privilegiadas.

Del surf y del descanso

En la costa este, Foulpointe es la playa preferida de la población local. Arena fina y mar de aceite son ingredientes indispensables para el logro de las vacaciones. Desde unos años, Mahambo se volvió el World Class Waves preferido de los surfistas de todos los horizontes.

5 razones para ir a Benidorm con niños

5 razones para ir a Benidorm con niños

Benidorm es una de las ciudades más turísticas de España, si no la que más. sólo Marbella, Mallorca o Ibiza rivalizan con esta localidad alicantina, ya que su oferta turística y de ocio es prácticamente incomparable. Son muchos los que eligen cada año Benidorm para pasar sus vacaciones, especialmente familias al completo que encuentran este lugar particularmente atractivo para llevar a sus niños. Te detallamos los motivos¡ por los que ir a Benidorm con niños.

Razones para ir Benidorm con niños

  • Playas: la playa de Benidorm tiene grandes dimensiones y es ideal para ir con los más pequeños, ya que sus aguas no son demasiado profundas. Seguro que encontraréis un lugar perfecto donde plantar vuestra sombrilla y disfrutar de una relajante jornada entre la arena y el mar.
  • Buen clima: a nadie se le escapa que el Mediterráneo propicia climatologías muy benignas en el este del país. Benidorm, en la costa de la provincia de Alicante, no iba a ser menos. Si no tenéis muy mala suerte, disfrutaréis de muchísimos días de sol en verano, así como del calor necesario para que apetezca dar ese chapuzón en el mar o en la piscina del hotel.
  • Oferta hotelera: fruto de la gran afluencia de turistas a esta ciudad desde hace décadas, en Benidorm hay una oferta de hoteles y alojamientos absolutamente ingente. Por este motivo, estamos convencidos que encontraréis ese alojamiento óptimo que reúna todas vuestras condiciones. De hecho, seguro que podéis encontrar hoteles para ir con niños que disfrutarán de piscinas, toboganes acuáticos, animación infantil, actividades deportivas, etc.
  • Oferta de ocio: en una ciudad como Benidorm no podían faltar según que tipo de atracciones turísticas. Una de las más importantes es el parque de atracciones de Terra Mítica, a pocos kilómetros de la ciudad. Sin llegar al nivel de Port Aventura, este complejo es uno de los más importantes en España y un valor seguro para que toda la familia disfrute al completo. Otra opción la tenéis en los grandes parques acuáticos de los alrededores, especialmente Aqualandia y Aqua Natura. Son un lugar ideal para refrescarse y pasarlo en grande entre toboganes y piscinas.

razones-benidorm-con-niños

  • Gastronomía: como en la mayoría de la costa mediterránea, en Benidorm encontrarás una oferta gastronómica magnífica, a base de buenos arroces, pescados y mariscos. Tanto adultos como niños seguro que se pueden beneficiar de estos placeres, sobre todo en los típicos restaurantes de la costa.

Esperamos haberte convencido para visitar Benidorm con niños durante tus próximas vacaciones. Tanto tú como tu familia seguro que gozaréis de una estancia única e inolvidable.

Las 4 mejores islas de Malasia para ir con niños

Las 4 mejores islas de Malasia para ir con niños

Malasia es uno de los países de Asia más bonito sobre todo si nos gustan unas vacaciones de sol y playa. Cuenta con numerosas islas todas muy bonitas por lo que muy difícil puede resultar elegir el destino ideal para unas vacaciones en familia aquí.

Pero no pensemos que Malasia no es destino para familias: todo lo contrario. Tan solo basta con organizar bien el viaje y ya está. Podemos llevar a nuestros hijos a casi cualquier destino de malasia. Estas son las 4 mejores islas de Malasia para ir con niños.

Penang

Penang
Penang

La llaman la “Perla de Oriente”. Debe haber una razón. Tal vez sea la mezcla única que se respira es esta isla: playas y vida nocturna, templos y mezquitas y a la vuelta de la esquina pub y bares. En resumen: todo lo que puede necesitar para unas vacaciones en pantalón corto. Por lo menos a dos pasos de un mar como este. La isla, conectada al continente por un puente, tiene como capital, George Town, una babel de mercados, tiendas, rascacielos, puestos callejeros y rickshaws protegida por la UNESCO. En medio de tal confusión todo el mundo puede encontrar su lugar.

Los turistas pueden visitar los barrios de Chinatown y Little India y visitar uno de los muchos puestos callejeros de Loron Baru, donde experimentar las delicias de la comida callejera malasia. Una vez satisfecha el hambre puedes salir hacia las playas. La más famosa, pero no necesariamente la más bella, es Batu Ferringhi, en la costa norte. Ofrece estándar occidental y se puede llegar fácilmente en 30 minutos desde la capital. La playa es a veces un poco abarrotada y ruidosa pero está a dos minutos del Rasa Sayang Resort, uno de los más lujosos hoteles de la zona.

Para aquellos que quieren más tranquilidad mejor entonces Teluk Bahang, a pocos kilómetros al oeste. Antes de darse un chapuzón hay que visitar el Parque Nacional de Penang. Se puede practicar senderismo en medio de la selva tropical para llegar a playas desiertas o piscinas naturales o también dar un paseos por la copas de los árboles. En Teluk Duyung la playa siempre está abarrotada de monos. Justo al lado de la isla y luego una pequeña franja de tierra llamada visitantes: Pulau Jerejak es. En la isla hay un resort, pero se puede visitar en un día gracias a los taxi-boat que salen con frecuencia.

Si prefieres vivir algo más auténtico puedes ir a Pulau Betong: el pueblo sigue siendo como el de los pescadores tradicionales y a sólo un kilómetro y medio hay Pantal Pasir Panjang: la playa quizás más hermosa de Penang y una de los menos visitadas. Al llegar allí se puede imaginar uno ser un personaje de un libro de aventuras.

 

Pulau Perhentian

Pulau Perhentian
Pulau Perhentian

Verde y azul. Es decir selva y mar. Si dos colores bastan para describir las islas Perhentian serían estos dos.

Las islas de este pequeño archipiélago en la costa este de la península de Malasia son principalmente dos: Kecil y Besar. Una que significa pequeño, la otra grande. No se necesita más para orientarse y en todo caso moverse entre una y otra es fácil: un par de minutos en barco a cambio de un puñado de monedas. Justo al lado de las islas se encuentra el arrecife que es de fácil acceso; es fácil encontrar alguien que organiza excursiones en barco, snorkeling y sesiones de buceo.

Al otro lado de la isla de Besar, en Teluk Dalam, hay una bahía tranquila con buen acceso al mar para disfrutar de los fondos marinos. La otra isla, Kecil, atrae el mayor número de visitantes en la zona de Long Beach. El nombre vagamente occidentalizada no está fuera de lugar: aquí hay varios complejos y locales para la noche. Si te gusta el silencio elige otro lugar. Una alternativa es, por ejemplo, Coral Bay, donde la tranquilidad se respira.

Dos infos: Estas islas se encuentran en un parque natural luego hay una cuota de entrada que se cobra con el billete del barco que te llevará. En segundo lugar, en las islas no hay cajeros ni bancos: llevar dinero en efectivo.

Pulau Redang

Pulau Redang
Pulau Redang

Un poco más al sur que en Pulau Perhentian está Pulau Redang. También en este caso, no hay duda: si te gusta el mar aquí serás feliz. Se llega por barco desde Terengganu en aproximadamente una hora de navegación. La vida es simple y agradable: la playa, nadar y pocas preocupaciones. Los alojamientos no son muchos ya menudo se llenan, así que mejor reservar hotel.

Pulau Kapas

Pulau Kapas
Pulau Kapas

Más hacia el sur a lo largo de la costa, siempre en el estado de Terengganu, vale la pena una visita por dos razones: su belleza y por el hecho de que aquí se filmó parte de la película de Sandokán. Aquí es un paraíso para el buceo y si no hay suficientes atractivos naturales existen también los creados por la maldad del hombre. A pocos metros de profundidad se puede nadar por encima de los restos del naufragio de un barco japonés hundido durante la guerra. Ahora descansa en paz y los corales lo han envuelto en un chal multicolor. No muy lejos, se encuentra a sólo 800 metros de distancia, para aquellos que quieren sentirse como un náufrago, pero con comodidades moderna, se halla la pequeña isla de Pulau Gemia. Aquñi hay también un resort que dispone de spa y habitaciones con vistas.