Una escapada a Londres con niños

Compártelo!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someonePrint this page

Cuando se tiene en mente viajar con los peques no siempre tenemos claro qué tipo de planes podremos disfrutar más sin que ellos se cansen o aburran.

Muchos piensan que cuando se viaja en familia lo mejor es elegir destinos de naturaleza o playa, pero nada más lejos de la realidad.

Hay muchos destinos que merecen la pena y más si lo que quieres es que vayan teniendo esas ganas de descubrir mundo.

Descubrir la capital británica con niños

Sin duda, si hay una ciudad que puede ofrecer muchos y divertidos planes a los más pequeños esa es, curiosamente, Londres.

La cantidad de parques que oxigenan una de las ciudades más visitadas y cosmopolitas del mundo facilita mucho las cosas.

Solo compra frutos secos, ármate de paciencia y disfruta paseando por parques como el de St. James, cerca del Big Ben o del Buckingham Palace. Allí, las ardillas, en cuanto vean que llevas comida, comenzarán a acercarse y a jugar contigo. Los niños disfrutan como pocos, pero también los más mayores. Además, suele haber también lagos, con lo que patos y algunos otros animales también rondarán la zona como para poder disfrutarlo. Hyde Park es otra gran alternativa. Si además llevas bocadillos o te decides a llevar una pelota, tienes espacio suficiente para disfrutar de una tarde de lo más ociosa.

Aunque te sorprenda, Candem es uno de los rincones favoritos de los niños por la variedad de cosas que pueden ver y lo laberíntico de sus pasillos. Pasear por todos ellos, descubriendo las caballerizas y algunas de las esculturas en bronce que decoran su recorrido les encantará. Si hace bueno, no dudes en comer al aire libre cerca de los canales…de verdad que lo recordarán con devoción.

Finalmente, no puedes irte de Londres sin haber pisado algunas de las tiendas más emblemáticas. Para de verdad hacer que sueñen, sólo tienes que ir hacia Picadilly, donde se encuentran hoy en día dos de las tiendas más coloridas y espectaculares. Por un lado, más de tres plantas dedicadas en exclusiva a M&M en las que los colores y cualquier tipo de objeto será digno de ser observado e incluso comprado como recuerdo y, justo enfrente, la tienda de Lego más grande del mundo, con reproducciones tan emblemáticas como el propio Big Ben, el Tube (te sentarás junto Shakespeare en el vagón) o la cabina.

Si vas desde St. James, no dudes en coger hasta Picadilly uno de los autobuses de dos plantas para experimentar otra de las principales atracciones londinenses.

No dejes de ir al Museo Británico, es una visita gratuita y les permitirá ver alguna de las colecciones más impresionantes del mundo.

Todo esto, además, teniendo en cuenta que cada vez hay conexiones más económicas entre las principales capitales europeas con Londres gracias a agencias de viajes online que continuamente compiten por conseguir los mejores precios por trayecto.

(Visited 20 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.