Delta del Ebro con niños: los mejores planes

Viajar al Delta del Ebro con niños es una gran opción para tus próximas vacaciones de verano. Y es que este lugar es realmente impresionante y tiene mucho para ofrecerte. Descubre todo lo que puedes hacer en este estupendo destino turístico.

Dónde está el Delta del Ebro y cómo llegar

donde esta el delta del ebro

Es una región que su ubica al sureste de Cataluña y está al sur de la provincia de Tarragona. Su nombre se debe al río Ebro, que desemboca en la zona después de atravesar gran parte de la Península Ibérica. Este Delta desemboca en el mar Mediterráneo, y sus visitantes pueden disfrutar de sus increíbles playas.

Dispones de varias alternativas para llegar a este lugar. La primera es en avión, ya que cerca se encuentra el aeropuerto Reus y el de Barcelona. Desde allí, puedes alquilar un coche y dirigirte a las autopistas que te llevarán directo a tu destino.

También es posible coger un tren desde las principales ciudades de España, como Madrid, Valencia y Barcelona. RENFE ofrece viajes en tren hacia el Delta del Ebro.

Qué ver y qué hacer en el Delta del Ebro con Niños

navegar por el delta del ebro

Ya sabes cómo llegar, pero tal vez te preguntes qué puedes hacer en este destino. La planificación es especialmente importante cuando viajas con niños, pues debes asegurarte de encontrar actividades entretenidas para que toda la familia disfrute al máximo.

Y por eso no debes preocuparte, ya que hay mucho por hacer. Estas son algunas de las maravillas cosas que hacer en Delta del Ebro con niños.

En bici por el Delta del Ebro

No hay nada como hacer un recorrido en bicicleta con tus hijos mientras contemplan los majestuosos paisajes de la zona. De hecho, este es uno de los mejores medios de transporte para conocer de cerca cada rincón. Existen vías exclusivas para bicis y puedes alquilarlas cerca del punto de información del Delta, conocido como Casa de Fusta.

Una recomendación es que alquiles una bicicleta eléctrica, de esta manera recorrerán los espacios naturales sin tener que esforzarte demasiado y así no terminarán agotados. Los pequeños te lo agradecerán.

Navegar por el Delta del Ebro

Navegar por el río es algo que no te debes perder al visitar el Delta. A tus hijos les encantará sentir la brisa marina a bordo de un velero que podrán conducir ellos mismos bajo la supervisión de un experto. No solo se divertirán, también aprenderán nuevas habilidades y vivirán una experiencia única. Y descubrirán la inmensidad del Delta. ¡Seguro que se sorprenden!

La Casa de Fusta

Una de las edificaciones más emblemáticas de la zona es la Casa de Fusta o casa de madera, la cual resalta por su llamativo y vibrante color verde. Fue construida en el año de 1926 por un grupo de cazadores, por lo que cuenta con casi un siglo de antigüedad. Hoy en día, es el centro de información del parque y en su interior hay una interesante exposición.

Observación de aves

La fauna es otra de las maravillas que aquí encontrarás. En el Món Natura viven todo tipo de aves exóticas, como el flamenco, la garza real y la garceta. Cerca de la Casa de Fusta hay varios puntos de observación de aves ¡No olvides llevar tus prismáticos!

Durante el verano, el área está llena de colonias de cría de especies como la garcilla cangrejera, la garcilla común, el fumarel cariblanco y la gaviota reidora. Y en el invierno migran especies provenientes del norte de Europa, lo que es todo un espectáculo.

Las mejores playas para ir con niños en el Delta del Ebro

Qué ver y qué hacer en el Delta del Ebro con Niños

Las playas son uno de los mayores atractivos en este destino, así que prepárate para bañarte en sus tranquilas y cálidas aguas, perfectas para los más pequeños. Estas son algunas de las mejores playas:

Playa del Trabucador

Es singular por su forma alargada y cuenta con varios kilómetros de longitud. Se crea una especie de franja de arena rodeada por el mar. Algo interesante es que a un lado el agua es tranquila, poco profunda, así que parece una laguna. Puedes caminar varios metros y el agua solo te cubre unos pocos centímetros. Por otro lado, a la izquierda está el mar tal y como lo conoces, lo que crea un interesante contraste. Si viajas al Delta del Ebro con niños en verano disfrutar de las playas se convierte en el mayor reclamo turístico.

Playa de Riumar

En esta playa uno de sus grandes atractivos son los flamencos, los cuales habitan en unos islotes cercanos. Se ubica cerca de la desembocadura del Ebro y es de fácil acceso. Es posible aparcar muy cerca, y tienes la alternativa de alquilar bicicletas y embarcaciones.

Playa del Fangar

Te ofrece más de 400 hectáreas, ideales para explorar a pie. Hay una ruta de unos diez kilómetros que atraviesa impresionantes dunas. Si te apasiona la fotografía, debes ir al Faro del Fangar. Desde allí tendrás una vista única, perfecta para tomar fotos alucinantes.

Saborear el Delta del Ebro

saborear el delta del ebro

En cuanto a la gastronomía, esta es simplemente deliciosa. Los frutos del mar son exquisitos y muy frescos. El cangrejo azul, el langostino, las ostras, los mejillones y otros tipos de mariscos son muy comunes. Suelen acompañarse con arroz y un rico vino. Algunos restaurantes famosos son Casa Nuri, Musclarium, Xiringuito de la Costa y el de la Casa de Fusta. Para más información no dudes en consultar aquí.

¿Qué te han parecido nuestros grandes planes para disfrutar el Delta del Ebro con niños? ¿Te gustaría explorar más lugares? En nuestro apartado de escapadas con niños descubrirás muchas más opciones para pasártelo bien en compañía de tus pequeños.

(Visited 2 times, 1 visits today)