La Barcelona de Gaudí con niños

Compártelo!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someonePrint this page

Descubre la Barcelona de Gaudí con niños

Gaudí, el arquitecto que transformó la fisonomía de Barcelona, ​​es un artista que parece tener una relación directa con los niños, los primeros en darse cuenta de la magnitud de su aparente “ingenuidad” y de su estrecha relación con la naturaleza.

Y es que Gaudí fue y sigue siendo probablemente el principal símbolo y el mejor embajador de la ciudad condal, pero al mismo tiempo su gran misterio: un artista que ha ligado su obra a los lugares en los que vivió. Descubre la Barcelona de Gaudí con niños, seguro que les gustará y a vosotros también.

Antoni Gaudí fue de hecho el arquitecto artífice de algunas de las obras más famosas de Barcelona, de los cuales siete están incluidas en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: el Parc Güell, un gran jardín con elementos arquitectónicos excéntricos, el Palau Güell, la Cripta de la Colonia Güell (que se encuentra en Santa Coloma de Cervello), la Casa Batlló, la Casa Milà (también llamada La Pedrera ), la Casa Vicens y, por supuesto, la Sagrada Familia, la gran basílica aún en construcción, una visita obligada para todo turista que pasa por la ciudad.

De Gaudí se ha dicho casi todo: que es el máximo exponente del modernismo catalán (que puede ser considerado parte del fenómeno europeo general del Art Nouveau), que fue “el arquitecto de Dios” por su profunda fe religiosa, que fue un visionario que se inspiró directamente en la naturaleza…  y en el Mediterráneo en especial, con su luz y sus colores.

Lo único que es seguro es que su arte se basa con la realidad, sin mediación de complejas elaboraciones intelectuales, y a menudo resulta más comprensible para los niños que no a los adultos: ” Esta ingenuidad de Gaudí es entendida mucho mejor por los niños que por los adultos” afirma Joan Bassegoda i Nonell, uno de los principales expertos en Gaudí.

Esto es probablemente debido a la influencia de las formas de la naturaleza en su trabajo, que se refleja en muchas de sus soluciones arquitectónicas, tales como el uso de piedras de construcción onduladas, de esculturas de hierro curvado y en general de formas orgánicas que tanto caracterizan este arquitecto. Lo mismo puede decirse del uso de colores vibrantes, especialmente notable en los mosaicos que decoran muchos de sus edificios. Entre los ejemplos más tangibles, la fuente con la forma del dragón en la entrada del parque Güell: los bellos azulejos de colores que decoran el cuerpo del dragón crean un juego mágico que encanta a los niños (y probablemente también a los padres).

Paseando por el Parc Güell encontramos unos pilares de roca que parecen salir de la tierra como troncos de árboles: de forma irregular como casi todas las obras del arquitecto, a la vez transmiten una sensación de naturalidad. Lo mismo puede decirse de los bancos cubiertos de mosaico multicolor en la terraza del parque, excelente ubicación desde la que admirar el panorama de Barcelona desde arriba.

Directamente inspirada por la naturaleza es también la fachada de la Casa Batlló: los balcones parecen cráneos, los pilares de soporte unos huesos, el tejado escamas de pez… todo con colores y formas que recuerdan la vida marina.

Tour Gaudí en bicicleta con los niños

Una manera muy divertida de apreciar el sugerente universo de Antoni Gaudí y entender cómo su trabajo ha cambiado la cara de la ciudad es el “Gaudi Bike Tour”, una visita en bicicleta a las principales obras de modernismo catalán, abierta a visitantes de todas las edades. Los participantes menores de 15 años deben ir acompañados por un adulto y para niños menores de 6 años de edad (que viajen en la misma bicicleta de los padres), la visita es gratuita. La visita dura unas tres horas y pasa por el Barri Gotic, el Hospital de la Santa Creu, el Palau Güell, la Plaça Reial, la Plaça Sant Jaume, la iglesia de Santa María del Mar, la catedral gótica de Barcelona, el Parc de la Ciutadella, el Arc de Triomf, la Sagrada Familia, el Passeig de Gràcia, la Casa Batlló y la Casa Mila.

Para los que preferís tomaros lo con más calma y hacer una ruta personalizada o más breve, podéis alquilar unas bicis en unos de los muchos puntos de alquiler de bicis de Barcelona o bien alojaros en uno de los hoteles de Barcelona que además ofrecen alquiler de bicicletas, como por ejemplo el Hotel Evenia Rossello, que además se encuentra en pleno centro de la ciudad condal.

¡Disfruta de la Barcelona de Gaudí con niños!

(Visited 21 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.