Consejos para los viajes con niños pequeños en avión

¿Eres papá o mamá? Por motivos personales, ¿necesitas viajar de forma corriente? Seguramente te habrás encontrado durante tus viajes con niños pequeños en la incómoda situación de no ser capaz de calmarlos una vez se meten en el avión. O a tu llegada a los establecimientos que hayas reservado en tu buscador de hoteles.

Es por eso que te traemos una serie de consejos para aliviarte tensión durante estos trayectos. Porque volar con un bebé también puede ser un calvario, sobre todo si la compañía aérea niega a las familias con niños pequeños la oportunidad de subirse primeros al avión.

bebe avion

Incluso, si el resto de los pasajeros no son comprensivos con el estrés de nuestros hijos, el viaje puede ser todavía más tormentoso.

Para hacer frente a estas y otras problemáticas en los viajes con niños pequeños en avión, te traemos varias estrategias que utilizamos para asegurarnos de que el vuelo no sólo será seguro para nuestro hijo, sino también lo más agradable posible para todo el mundo otra cosa en la aeronave.

También te podrían interesar estos destinos para tus vacaciones con niños:

Cómo prevenir problemas durante tu viaje con niños pequeños

  1. Ser amable con el resto de viajeros

Si tuviéramos una segunda regla de oro, esta sería la misma. Los bebés no pueden disculparse por sus acciones, pero se puede pedir perdón por ellos. La molestia más grande de los bebés en los aviones no es su llanto, sino la aparente indiferencia de sus padres hacia la incomodidad que provocar otros pasajeros.

  1. Selecciona un asiento cómodo

Al hacer la reserva, dejar que el agente sepa que estás viajando con un bebé que tiene una restricción de seguridad para niños, ya que hay restricciones acerca de dónde se puede colocar. Trata de que te sienten en la parte delantera, ya que la parte trasera del avión es más ruidosa, vibra más y es menos conveniente para descender del avión.

  1. Cuida de la espalda de tu bebé

Debido a que las familias con niños pequeños a menudo no se les permiten subir en primer lugar, los bebés se encuentran con riesgo de las lesiones. Ahí está el peligro de que caiga un equipaje de mano al tratar de llevarlo dentro o fuera de un compartimiento superior o golpearlos con una bolsa díscolo al subir o bajar del avión.

  1. Protege sus oídos

Debido al cambio de presión, el oído humano es sensible a este cambio de temperatura, sobre todo en el caso de aquellos que todavía no están totalmente formados.

Durante el descenso y despegue, conviene dar un chupete o una botella para aliviar la presión en los oídos de los bebés.

¿Qué te han parecido estas recomendaciones para tus viajes con niños pequeños en avión? ¿Tienes alguna más?

(Visited 38 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.